<b>Q BLOG

16 Mar 2017

Quiero comprarme una bici…¿Qué me recomiendas?

“Hola, buenos días, quiero comprarme una bici…que me recomiendas?”

Podría ser la frase que mas escucho al cabo del día, y la más difícil de responder. Me gustaría hacer una pequeña reflexión que creo necesaria, sobre este tema.

Como siempre digo, hoy en día la compra de nuestra nueva bicicleta es más fácil y a la vez más difícil que hace unos años. Más fácil porque existe un tipo de bici específico para casi cada estilo, terreno y experiencia que queramos practicar. Y más difícil porque cada año, aparecen mas configuraciones de transmisiones, medidas de ruedas y tecnologías, que pueden confundir al usuario final.  Ejemplos varios, 1×11, 2×10/11, 29″, 650b (o comercialmente y mal llamado 27,5″), Fatbikes, medidas Plus y las más polémicas, las E-Bikes.

 Creo q parte de la culpa de esta situación en la que nos encontramos es de las grandes marcas, que no son capaces de transmitir el mensaje correcto al usuario final, incluso modificándolo de temporada en temporada, léase la aparición del 650b en tallas S en marcas que habían apostado por 29″ independientemente de la estatura del rider. Ésto, puede hacer que el público llegue a la conclusión, de que la industria genera necesidades innecesarias, válgame la redundancia. 

Valoro profundamente la inversión en I+D de los fabricantes, siempre en primera línea de fuego de la búsqueda de la excelencia. Pero el mensaje final consideró que se pierde entre nomenclaturas y acrónimos.

El ejemplo claro es el diámetro de rueda. No existe la medida perfecta. Cada una tiene sus ventajas y sus desventajas dependiendo de sus características y el uso que se quiera hacer de ellas. Tampoco existe la configuración de transmisión perfecta, ni una bici es buena simplemente, por el hecho de llevar horquilla de aire y cambio Shimano XT. Hay muchos mas factores a tener en cuenta, que por mi experiencia, y por desgracia, no se les acaba de dar la importancia adecuada. Encontrar nuestra media naranja “mecánica” debería empezar por auto-preguntarnos que fruta somos, y cual es la que nos complementa. A lo mejor nos creemos naranjas, y somos peras. 

Justificar o descartar la  elección de un modelo en función de un componente en concreto, a mi juicio, es un error. Unos frenos Avid funcionaran exactamente igual en una bici u otra, pero no modificará la geometría. Quizás nos estemos perdiendo muchas cosas por el camino. Por ejemplo: primar el peso ligero de una Rígida de carbono, a la eficiencia y tracción de una Doble Suspensión de aluminio a igual precio, por decir algo. 

Otros protagonistas culpables de este “drama” digno de telenovela de mediodía son algunas tiendas, que por no complicarse la vida, no escuchan las necesidades “reales” del cliente, y les venden lo que les piden ellos y/o tienen en stock, y no lo que necesitan. 

Antiguamente, en nuestro mercado, sólo disponíamos de una medida de rueda a elegir, el mercado de las dobles suspensión estaba aún por desarrollar y el standard en transmisiones era de 3 platos y 9 velocidades… y para de contar. La elección de modelo era determinada por la confianza que nos ofrecía la marca. Dentro de ella, seleccionábamos un modelo que se adaptará a nuestras necesidades y economía, a parte claro esta, del componente pasional de la estética.

La escala de valores por orden de importancia estaba en este orden:

-1: Marca

-2: Componentes

-3: Precio

Esto ha cambiado.

La realidad que me encuentro a diario es todo lo contrario. Se busca más equipamiento por menos. Damos buenos los duros a cuatro pesetas e intentamos justificarlo con frases como: “todos los cuadros los hace el mismo chino”, “2000€ y sólo lleva un SLX???” etc…las conocéis…

Lejos queda aquel sentimiento de satisfacción y confianza ciega por el saber hacer de la experiencia de los buenos fabricantes, que cuando pedías tu flamante nuevo modelo de montaña, sabias que no te iba a defraudar.

Quiero recalcar esto y permitidme que insista. No todas las bicis son iguales, ni todos necesitamos la misma , ni por supuesto todas las bicis valen para todo. Sed críticos con vosotros mismos. Preguntaros que es lo que realmente esperáis de una bicicleta. Cuales creéis que son vuestras carencias y/o cualidades como ciclista, o que sensaciones queréis experimentar pedaleando con ella, todo esto determinará en gran medida parte de la elección final. No os dejéis llevar por lo que le funciona al vecino, o por lo que aparece en los grandes anuncios publicitarios. 

Pocas personas tienen la capacidad de analizar objetivamente las necesidades del otro. Normalmente se aconseja en función de nuestras experiencias personales y teniendo en cuenta lo que seria mejor para uno mismo, sin pensar que respecto a la otra persona, nos parecemos como un huevo a una castaña. Mi consejo es que os dejéis asesorar por profesionales del sector con criterio y experiencia, no valen los simples Tenderos, Foreros o cabecillas de grupeta. Con todos mis respetos pero “Zapatero a sus zapatos”. Pero sobre todo, y no menos importante, valorad ese trato profesional y personalizado y premiadlo con vuestra confianza. Hay demasiada información en todo tipo de medios, de hecho a mi me gusta llamarla “Desinformación”, ya que a mucha gente, lejos de ayudarle, le confunde mas aún. Es ahí donde os podemos ayudar, separando el grano de la paja. Por mi parte, lo tengo claro:

Tu bici ideal es simplemente, la que necesitas…

fredy

Responsable de ventas pasQbikes

Write a Reply or Comment